MISIÓN

Promover una sociedad intercultural, desde los principios de ciudadanía, igualdad y no discriminación, desarrollando líneas de actuación que favorezcan la promoción de personas migrantes y su interacción e integración con el resto de la comunidad en igualdad de derechos y obligaciones.

VALORES

  • Entendida como un modelo de convivencia que parte del respeto a la diversidad cultural para ir más allá, enfatizando los valores compartidos y estimulando procesos que mejoren la comunicación, la relación y la regulación de conflictos entre personas y grupos de diferentes culturas que viven en un territorio.
  • EQUIDAD: Promoviendo el ejercicio de los derechos ciudadanos y el acceso, en condiciones de igualdad, a los diferentes recursos y servicios de la comunidad, independientemente del origen cultural, religioso o nacional de las personas.
  • COMPROMISO SOCIOPOLÍTICO: Nuestra organización se posiciona social y políticamente con políticas activas para avanzar en una ciudadanía intercultural, que combatan la exclusión social e incorporen la gestión de la diversidad cultural. Para ello, acompañamos nuestros análisis críticos con propuestas a corto, medio y largo plazo. Este compromiso político es compatible con mantener una independencia partidista.
  • CERCANÍA, SERVICIO Y ENFOQUE A LAS PERSONAS: Nuestra fortaleza es estar cerca de las personas con las que trabajamos, detectando y analizando necesidades y demandas emergentes, para así buscar conjuntamente respuestas adecuadas.
  • PARTICIPACIÓN: En un doble sentido, entendida como un ejercicio de empoderamiento para implicar a las personas en sus procesos de integración. Asimismo, como un ejercicio de corresponsabilidad, en el funcionamiento de nuestra organización.
  • INNOVACIÓN PERMANENTE: Nuestros proyectos deben atender a los cambios sociales, apostando por nuevas estrategias de intervención que abran nuevos caminos.
  • Asumimos nuestra responsabilidad de cara a las personas con las que trabajamos, nuestros socios y colaboradores y las administraciones o entidades privadas que apoyan nuestros proyectos. Esto se traduce en una autoexigencia para hacer un uso eficiente de los recursos con los que contamos y perseguir resultados en un proceso continuo de evaluación y mejora
  • Generando flujos de información y comunicación a la sociedad sobre nuestra actividad asociativa y nuestra gestión económica. Apostando por la cultura de calidad y la ética en la gestión.
  • GESTIÓN DE LA DIVERSIDAD: Apostando por medidas positivas que permitan la incorporación de personas de diverso origen en nuestros equipos, así como reconociendo y haciendo visible la diversidad como un factor que ayuda a poner en marcha las mejores ideas.