Triunfo para los derechos humanos con la recuperación de la sanidad universal

Con la aprobación del Real Decreto de Sanidad Universal por el Congreso se acaba con la injusticia de que existan en nuestro país personas sin derecho a la asistencia sanitaria.

La federación Andalucía Acoge recuerda al Gobierno que siga cumpliendo sus compromisos. En este sentido, una de las promesas anunciadas por el ahora presidente Pedro Sánchez en el debate de la moción de censura, fue acabar con las llamadas “devoluciones en caliente”. Esto supondría constatar con hechos que desde el ejecutivo se apuesta por una gestión de las políticas migratorias más responsable y respetuosa con los derechos humanos.

La recuperación de la universalidad en el Sistema Nacional de Salud supone el reconocimiento a las reivindicaciones que durante seis años han manifestado Andalucía Acoge y otras entidades sociales para que la sanidad fuese un derecho básico y universal para todas las personas en España.
Como ya manifestamos cuando el Gobierno anunció que tenía intención de modificar el decreto de exclusión sanitaria del 2012, con esta universalidad de la sanidad se reconoce que toda persona que viva en España tenga acceso a unos servicios básicos como es el cuidado de la salud. Supone también darles la razón a las comunidades autónomas que en su momento apostaron por mantener esta sanidad universal; decisión que el Gobierno anterior impugnó ante el Tribunal Constitucional.

Seis años después, las personas inmigrantes en situación administrativa irregular tendrán derecho a recibir asistencia sanitaria en las mismas condiciones que las personas con nacionalidad española y se garantiza el acceso efectivo de todas las personas a los sistemas públicos de atención sanitaria generando así un marco de equidad, frente a otro tipo de argumentos utilitaristas.
Solo a través del ejercicio de los derechos fundamentales generaremos una sociedad basada en la igualdad y en el diálogo, frente a una sociedad basada en el odio, el enfrentamiento, la exclusión y el acceso asimétrico a los derechos y deberes.

Andalucía Acoge

La Federación Andalucía Acoge nace en el año 1991 para dar una respuesta más eficaz e integral al entonces incipiente fenómeno de la inmigración, y se ha trazado como objetivo fundamental la construcción de una sociedad plural e inclusiva que garantice la igualdad de derechos y oportunidades para todas las personas residentes en España.

Actualmente está compuesta por 9 asociaciones que desarrollan su labor en 21 centros por toda la geografía andaluza y melillense:

Gracias al esfuerzo de alrededor de 400 personas -en su mayor parte voluntarias-, la Federación atiende a miles de personas cada año, trabajando de forma coordinada para abordar las principales necesidades de las personas inmigrantes que llegan a nuestras asociaciones. A través de equipos multidisciplinares realizamos una atención social integral, intervenimos desde la mediación intercultural y llevamos a cabo acciones dirigidas a fomentar la construcción de una ciudadanía más abierta, activa y participativa.

Protección a la infancia migrante

Tras la Comisión Migratoria para la atención a los menores extranjeros, Andalucía Acoge emite el siguiente comunicado:

Desde Andalucía Acoge exigimos protocolos de actuación que primen la correcta protección a los menores extranjeros no acompañados y no el retorno al país de origen

Como viene siendo habitual en los últimos 30 años, las llegadas colectivas a nuestras costas aumentan coincidiendo con el periodo estival. Como cabía esperar, este año esta situación ha vuelto a repetirse y pese a ello, seguimos sin una adecuada coordinación entre todas las administraciones competentes (central, autonómica y local) y sin un protocolo de actuación que permita gestionar las dimensiones de la realidad migratoria en el lugar que le corresponde dentro de la agenda política. Se continúa hablando de saturación, recursos colapsados y llegadas masivas cuando se trata de una realidad que era previsible y que se ha gestionado desde la descoordinación y la improvisación, generando alarma social en la población autóctona y deficiencias en la atención a las personas migrantes que llegan. Esta descoordinación perjudica especialmente a los menores que migran solos/as y llegan a nuestra frontera sur.

Desde Andalucía Acoge consideramos primordial garantizar la recepción en condiciones de dignidad y seguridad propias de Europa a todas las personas que han llegado y que lo seguirán haciendo. En este contexto, hemos mostrado nuestra preocupación por el grado de desprotección de la infancia que se está generando en la recepción de las llegadas colectivas a nuestras costas, la identificación de menores que migran solos, menores víctimas de trata y solicitantes de asilo y el funcionamiento del sistema de acogida para estos menores que se encuentran en una clara situación de desamparo.

La protección de los derechos de la infancia independientemente de su origen y su atención debe ser una responsabilidad compartida de las comunidades autónomas y del Gobierno central. Para ello, es urgente realizar un plan con la implicación de todas las administraciones competentes del estado y las autonomías, donde quede reflejado un protocolo claro de acogida para los/as menores que lleguen, primando el interés superior del menor; se contemple el aumento de plazas en los “centros de acogida inmediata” para acogerles correctamente y se prevea su paso a centros de protección ordinarios en un tiempo que no exceda los tres meses, evitando que los menores queden de manera indefinida en “grandes centros de emergencias” o centros con una ocupación muy superior a la estipulada.

Convenio España- Marruecos

La propuesta presentada por la comunidad andaluza en la comisión migratoria para que se permita devolver a los menores marroquíes a su país con su familia, nos parece una medida totalmente desacertada, como reflejo de la falta de previsión y la improvisación que se está realizando en el manejo de esta situación. Además de que las experiencias anteriores en las que se repatriaron menores fueron muy negativas y se realizaron sin garantías, nos consta que desde entonces, apenas ha habido avances en el trabajo transnacional con las familias en origen de los menores que residen en los centros de protección, por lo que dudamos que actualmente ambos países reúnan las condiciones óptimas que permitan realizar un análisis riguroso para evaluar caso por caso el interés superior del niño/a, la situación sociofamiliar del mismo en el país de origen y su retorno seguro. Desde Andalucía Acoge, creemos por tanto, que es prioritario que la administración asuma de forma responsable su deber de garantizar una correcta atención a los menores que han migrando solos hasta nuestras costas.

Andalucía Acoge

La Federación Andalucía Acoge nace en el año 1991 para dar una respuesta más eficaz e integral al entonces incipiente fenómeno de la inmigración, y se ha trazado como objetivo fundamental la construcción de una sociedad plural e inclusiva que garantice la igualdad de derechos y oportunidades para todas las personas residentes en España.

Actualmente está compuesta por 9 asociaciones que desarrollan su labor en 21 centros por toda la geografía andaluza y melillense:

Gracias al esfuerzo de alrededor de 400 personas -en su mayor parte voluntarias-, la Federación atiende a miles de personas cada año, trabajando de forma coordinada para abordar las principales necesidades de las personas inmigrantes que llegan a nuestras asociaciones. A través de equipos multidisciplinares realizamos una atención social integral, intervenimos desde la mediación intercultural y llevamos a cabo acciones dirigidas a fomentar la construcción de una ciudadanía más abierta, activa y participativa.